Es genial para la circulación, destapona la nariz si la partes y la dejas debajo de la cama y además es el mejor espectorante y antitusivo durante el embarazo.

Con inquilino a bordo hay que cuidar mucho el tema de los medicamentos y cuando te da la tos de la alergia o pillas un catarrazo de órdago, parece que solo tienes la leche con miel y mucha paciencia. Pues no, resulta que podemos hacer un jarabe casero para quitarnos esa tos tan molesta.

Jarabe de Cebolla:

1 Cebolla

3 cucharadas de azúcar

Pica la cebolla y, en un bol, échale las tres cucharadas de azúcar por encima. Deja macerar 24 horas, cuela el sirope de cebolla y consérvalo en un bote en la nevera. Cuando tengas tos tómate una cucharada. Puedes tomar la cantidad que quieras a lo largo del día.

Si combinas este jarabe con una infusión de orégano y tomillo con limón y miel, vas a pasar el resfriado mucho más rápido y mejor.

Anuncios