Creo que hoy he hecho mi último examen. Llevo tres años siendo mamá y estudiante. Mi primer examen postparto lo estudié con mi nena a la teta, a ratitos, cuando podía y con mucho, muchísimo sueño. Saqué un 7, un siete que me supo a 10.

Esta mañana estaba nerviosa, las nenas han tenido una semana muy revuelta y me ha sido imposible estudiar. Esta mañana, sola en casa de mis padres, se han alineado los astros y he conseguido dormir a las dos a la vez. Me he puesto como una fiera a leer y releer los apuntes del seminario. La verdad es que he desarrollado una gran capacidad de concentración en las situaciones más adversas y tengo un cuádriceps que parece que tiene vida propia y es capaz de menear adelante y atrás el carro mientras yo escribo, como si tuviera vida propia.

Antes de irme ha llegado mi padre para quedarse con las niñas. Me he pirado corriendo después de dar teta a la pequeña. He ido escuchando la radio sin ser consciente de que quizá ya no vuelva a la facultad en grado de estudiante, sino de licenciada. He llegado y he hecho un examen más o menos decente. He salido de la clase veinte minutos después y me he parado al inicio de las escaleras, me he sentido libre y muy ligera. De pronto, un pensamiento ha venido a mi cabeza: Creo que he acabado la carrera.

No me lo puedo creer.

Anuncios