21.Mayo.2013

Por fin he hecho algo que llevo tres años queriendo hacer y posponiendo porque no era vital y no podíamos gastarnos en esto. Por fin tengo a mis niñas en mi piel para siempre. Ni a mi madre, ni a mi suegra les hace mucha gracia, la verdad, pero a mí me encantan los tatuajes, la estética, los significados…son recuerdos indelebles. Y todo gracias a la beca… como este es el mes de los caprichos… 🙂

Tenía mis dudas sobre hacérmelo en Guadalajara, solo conocía un par de estudios y no me hacían mucha gracia. Pero cuando estaba embarazada pasé enfrente de un estudio que estaba escondidillo y me dio buen rollo, sobre todo porque no tenía las paredes llenas de las fotos de los tatuajes que ha hecho el artista, todo muy sencillo y limpio, Blood for Ink. Así que según nació Vera me pasé y le conté la idea que tenía. La luna en el estadio en el que estaba cuando nació cada una, las estrellas por los puntos que me llevé con ellas y sus nombres.

Hace una semana me pasé y para mi sorpresa había preparado el diseño. Me encantó. Había vuelto con otra idea, pero me gustó tanto  que me quedé con la original. Y aquí está el resultado… No puedo estar más contenta con el resultado. Así que si alguien de Guadalajara se quiere tatuar pasaros por este estudio, Jos tiene un royo muy oldie en los diseños, los que he visto me flipan, quedan igual de bien con el dibujo de una Pin up, que con uno japo.

DSC_4005

¿Duele mucho? Molesta, para mí lo más parecido es la depilación con maquinilla, por aquello de la zona… se supone que las corvas suelen ser más sensibles, alguna vez me salió el acento andaluz (me sale cuando algo me duele, estoy nerviosa o hago el gili), pero no saqué mucho a “Maritrini”.  Me encantan.

966662_10201036314891218_2011866384_o

Anuncios