29.Junio.2013. SSLMDSC_3565

Desde que soy mami yo creo que aprendo cada día algo nuevo. Muchas veces me he quejado de estrés y agotamiento, pero ayer mi pequeñita me dio una gran lección. Se ha pasado dos días regulera, durmiendo mal, con una mamitis increíble. Ayer ya me fui a urgencias con ella, llevaba todo el día con 38 de fiebre, llorosita, intentando dormir sin conseguirlo. Así que cuando me dijo que era otitis, pero además había un ruido en un pulmón que podía indicar una neumonía… La tierra se paró en seco.

Le pusieron una mascarilla con oxígeno y aerosoles, la pobre me miraba sonriendo y chupando el aire espeso, con fiebre y dolor de oídos, con los párpados caídos, todavía tenía fuerza para sonreír. Al final todo quedó en una doble otitis y unos pulmones llenitos de mocos que ha ido vomitando y expulsando poco a poco. Todavía oigo pitos en sus pulmones, mocos que se mueven y te dan ganas de toser por ella. Sigue muy malita, con fiebre, pero en cuanto le baja un poquito ya se pone su sonrisa por montera y a chupar lo que se le ponga por delante.

Una de las cosas más bonitas es su mirada de agradecimiento cuando está a la teta, según la doctora tiene un efecto analgésico, le destapona, arrastra mocos y le da consuelo. Ella con una mirada me lo dice todo, es una mirada pura, de amor. Una mirada que te da fuerza y energía para pasar otras siete noches sin dormir. Es una pasada.

A ver si tenemos una mejor semana y me da para leeros más, pero qué os voy a contar que no sepáis. Besitos 🙂

BTW: ¡¡¡¡Felicidades a las finalistas!!!! ¡¡¡¡Desvirtualización esta semana!!!!

Anuncios