30.diciembre.2013

Gracias. Esa es la palabra que me sale al pensar en 2013. Empecé el año con un final de embarazo genial y un parto maravilloso, conociendo una maternidad muy diferente a la que había experimentado hasta ahora, superando celos, ser mamá de dos prácticamente sola y superar esa primera etapa de adaptación.

También conseguí ingresos gracias a la beca, lo que ha mejorado sustancialmente nuestra vida diaria y ahora podemos ir al cine de vez en cuando, me he podido volver a sentir mujer, a parte de mamá (no me compraba absolutamente nada, todo para mis enanas y eso ha cambiado), ese empujoncito económico me ha servido para empezar algo que con el tiempo puede ser genial.

Esta independencia económica ha mejorado también nuestra vida en pareja, porque aunque me meta mucho con él, sigue siendo mi mejor amigo y podemos disfrutar de unas cervecitas de vez en cuando y ponerse un corsé, más que apretarse el cinturón, nos empezaba a pasar factura.

Este espacio también me ha dado una cosa genial, he conocido a personas preciosas, mamás maravillosas a las que es un gustazo leer en relatos, ideas, recetas, manuales, experiencias, consejos, reflexiones, repasos de moda… de todo. Y que, además a muchas, he tenido el placer de conocer en persona.

Sí que es verdad que también ha tenido sus patacones, pero nada que el 2014 no venga para pasarlos.

El resúmen de mi año
El resúmen de mi año

No imagino una palabra mejor para despedir este año que Gracias, muchas gracias 2013 y bienvenido 2014, solo espero que como mínimo seas tan bueno como lo ha sido este, con dificultades y todo. Me ha encantado este 2013, me siento afortunadísima y, teniendo en cuenta cómo están las cosas, sin duda lo soy.

Os deseo para este año trabajo, que mucha falta hace y salud para afrontarlo, porque creo que con esas dos cosas, el resto vienen solas. Que disfrutéis mucho con vuestros churumbeles y familia. Muchas gracias por haber estado ahí detrás y gastar unos minutillos de vuestra vida en leerme. Besitos 🙂

Anuncios