2.Julio.2013

Madre mía del amor hermoso ¡qué sueño! Son las seis. Arriba, desayuno, teta, vestirse, prepara a las pitus y pa Madrid. No he dormido nada de nada, estoy nerviosita, por fin voy a conocer a esas mamis que están detrás de algunos de los blogs que más me gustan por aquí (aunque me han faltado algunas).

Vir (Una aguja en un pajar), nos conocemos desde 2009, pero nunca nos hemos visto en persona. Ha sido una de esas amistades que va creciendo y se convierte en una muleta, en ciertas ocasiones te da paz y te deja ver la luz al final del túnel, otras desearías poder atravesar la pantalla del ordenador para poder darle un abrazo de oso.

Paula (De mamis), esa mami solterita que post a post ha ido dejando ver mucho feeling. Primero comentarios, luego el face y ahora… paso a paso. Me gusta mucho como escribe desde el fondo.

Rebeca (Be Happy), esa informática siempre presente, muy mami, muy cariñosa, muy en la línea de pensamiento de crianza. Rebe es mucho amor y omnipresencia, que a la tía ¡no se le escapa una entrada!

Mireia (La pecera que se vertió en el mar). Lo de Mireia ha sido alucinante, porque desde la entrada número uno le decía “me encantas”. Era publicar y, a parte de sentir que caminamos en una línea común, era como si escribiese con el corazón, sí, sí, así en plan gore, marcando teclas con la aorta y la cava. Con palabras que acarician el alma. Y resulta que la una hemos oído hablar de la otra durante años… tenemos una muy mejor amiga en común, el mundo es definitivamente un pañuelo.

Llegamos a Madrid y se me han hecho interminables las tres horas hasta que hemos salido, las enanas y yo de casa de mis padres. Las coloco, arranco, Vera se caga por sexta vez, paro el motor, la cambio como puedo y en marcha.

Al llegar al punto de encuentro veo de lejos una chica que puede ser Paula. Súper guapa, súper delgadita, con unos taconazos y he dicho, tiene que ser ella, así que me he acercado cual gitana, con churumbela colgando del sobaco y la otra a mi lado, que he dicho yo, se me va a asustar, ahora le digo que no vendo romero. Reconocimiento, sonrisota y un par de besos gordotes.

Llega Rebe con Iván (seasé marío de Rebeca), un encanto los dos, Iván hasta ha cogido a Vera sin que corriesen los lagrimones sin piedad, como es habitual cuando abandona los brazos maternos, pero es lo que digo yo, que los brazos de los demás la pinchan.

Nos sentamos todos, pedimos algo en una terracita al lado de la guarida de “las jefas”, las dos nerviositas perdidas, más majas que las pesetas. ¿Sabéis esa sensación de no haber ningún silencio incómodo? Pues esa es la que ha reinado.

Más tarde ha llegado Vir. Tres años hablando y sin vernos cara a cara… no sé como no la he partido en dos del abrazo, qué ganas la tenía. Y su flor pequeña…una cosita preciosa que da pie a que no la dejes bocao alguno.

Han ido entrando una a una a la entrevista y salían como si se hubiesen quitado un peso de encima. Paula de SSLM ha bajado a vernos (niña, ya lo siento, que entre la teta y la emoción no me ha dado para darte un beso) Y al rato…llega una chica cortadilla con un nene absolutamente vikingo… Mireia.

Luego ha sido una sucesión de conversaciones, observaciones, juegos de los pitufos, teta por aquí, teta por allá. Mucho feeling y la sensación de haberte quedado sin postre por lo rápido que pasa el tiempo con gente con la que se está tan agustito. Y lo de siempre: Qué pena no vivir al lado. Y que digo yo… esto habrá que repetirlo.

Mireia se ha retirado en extrañas circunstancias cuyo final espero que haya sido feliz, y con ella se ha ido su pequeño vikingo dejando a mi rubia con el alma en un puño: “Yann es majo, me gusta jugar con él”. No es por nada, pero para que luego digan que los niños de crianza natural son salvajes, ojo, qué bien educados tenemos a los retoños por estos lares, ni una pelea, ni un grito… algún coscorrón accidental, pero nada que un beso mágico de mami no cure.  Violeta y Nora han casado a las mil maravillas, Vera se ha portado genial…

La siguiente en partir he sido yo…que ando con unos mocarros y dejándome la voz por las esquinas, cogiéndome lo que ha corrido por casa estas semanas y comenzaba a sentir una muerte inminente por mocos y asma. Y aquí estoy, haciendo los deberes con gusto, porque no se conoce gente diez todos los días y la experiencia ha sido un placer.

Me ha faltado Ruth, pero es que ya me encontraba muy mal, para la próxima 🙂

Besitosssss

FOTO: http://www.fibrohaven.com/coaching-services/women-circle/

Anuncios