6.septiembre.2013

Antes de vosotras mamá trabajaba seis días y medio a la semana. Entre semana trabajaba en Unidad Editorial (El Mundo) por la mañana, por las tardes iba a la universidad y los fines de semana pinchaba en un pub y, de vez en cuando, cuidaba a una nena cuando sus papis querían tomarse la noche libre.  El tiempo libre lo gastaba entre el gimnasio, la lectura, correr, salir con las amigas e ir al cine, currarme reportajes, entrevistas (ya trabajaba en cultura), a cenar y lo que se prestara con el que ahora es vuestro papi.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Mamá aprovechó mucho el tiempo, se hinchó a conciertos, viajó con las amigas, hizo intercambios a Inglaterra y Estados Unidos, mochileó de festivales y campings, fiesteó mucho…tanto, tanto que un día se cansó y sin saber que la primera de vosotras, Nora, venía de camino dejaba el trabajo que más le había gustado los últimos cuatro años, era hora de hacer de los fines de semana momentos de descanso, se acabó poner la fiesta 🙂 .

Papi y yo ya compartíamos hogar, pero nos queríamos mudar a Madrid, estudié todo el verano, lo disfruté mucho sola, volvió papi y nos fuimos de viaje y ya me sentía rara. El test lo cambió todo. Elegí ser mamá y terminar la carrera. Cambié mi cabina y mis reportajes por los cantajuegos, versiones infantiles de mi música favorita y el primer blog de mamá que tuve.

te saco la lenguita 27

Antes de la segunda de vosotras me pasaba el día haciendo actividades, saliendo a correr con Nora, buscando recetas que te gustasen, dando clases extraescolares, robando tiempo a tus siestas para leer y alimentarme como mujer. Cuando llegó la buscadísima segunda… el caos se instaló en casa, las rabietas, los retos, la reorganización. Seguimos aprendiendo a ser cuatro, en eso estamos ahora. Y a pesar de lo duro que es en muchísimas ocasiones… no os cambiaría por nada del mundo. Mamá es mejor ser humano desde que vosotras estáis aquí 😉

IMG_1806

Anuncios