Pues aquí está mi tarta estrella, hacía dos años que no la hacía y me he animado para el cumple de marido… Por si fuera poco el Ipod con grabado (Los 30 son nuestros 20. Disfrútalos. TQMS), el brazalete para que lo lleve a correr, los altavoces para que le sirva de cadena de música… Vamos, que he liado a todo el que he podido para hacer un regalo de la leche (sus cumples son para mí un desafío a mejorar cada año, porque a punto de hacer dos años juntos… le dejé el día de su cumpleaños. Sí, pa matarme).

Venga, que no me enrollo más. Está de muerte:

BIZCOCHO: Este es el que hago para las bases de las tartas, esta vez lo compré hecho, porque con las niñas no me daba para más, pero merece la pena hacerlo porque no queda igual de rica. Está divino hasta para desayunar:

4 huevos

250 gr de azúcar

3 dl de harina

1 sobre de levadura en polvo

3 cucharadas de vainilla (puede ser 1 sobre de azúcar vainillado, a mí me gusta utilizar vainilla con azúcar que viene en un bote chiquitito marrón)

6 cucharadas de agua

Precalentamos el horno a 175º. Mezclamos los ingredientes (secos con secos por un lado, huevos y agua por otro y luego todo junto), pintamos el molde con mantequilla y echamos la mezcla. Cocer durante 45 minutos. Dejar enfriar (incluso podéis hacerlo el día anterior) y cortar en tres capas. La abombada irá abajo del todo.

RELLENO

Crema pastelera

La base para hacer la crema la he encontrado aquí, pero hay muchas, incluso recetas para hacerla al microondas.

1/2 l de leche (yo uso desnatada sin lactosa, para las mamás que dan teta sin lactosa es mejor, así nos ahorramos cólicos del bebé)

3 yemas de huevo

40 grs de maicena

20 grs de harina con levadura (bizcochable)

100 grs de azúcar

Para aromatizar podéis utilizar cáscara de limón y canela o Vainilla, yo soy de vainilla, un par de cucharaditas de vainilla con azícar. La maicena echadla en frío, así no os saldrán grumos.

Se hierve la leche (acordaros de reservar un poco para la maicena) con lo que vayamos a aromatizarla, creo que se llama infusionar :).

Quitamos la cáscara y las vainas (si hemos utilizado, si no pues nada). Añadimos las yemas batidas con el azúcar, la harina y la leche que hemos reservado con la maicena. Vamos, lo mezclamos todo sin papar de remover y cuando aparezcan las primeras burbujas, retiramos del fuego y seguimos removiendo hasta que espese.

Yo la dejé hecha el día de antes. Para que no salga una capa de nata ni endurezca, que luego aparecen grumos, guardamos tapando con el papel de plástico en contacto con la crema.

Frosting de nata y marcarpone:

400 ml de nata montada

1 tarrina de mascarpone

200 gr de azúcar (se puede sustituir el azúcar por Panela en toda la receta añadiendo 50 gramos más de panela a las cantidades)

Mezclar todo y reservar en la nevera, también se puede dejar hecho el día antes, así el día del cumple solo tenemos que montar.

Vamos a Montar la tarta:

Necesitaremos el frosting, la crema y 500 gr de frambuesas, también podemos utilizar mermelada de frambuesa o hacer un sirope de frambuesa (frambuesas en un cazo con tres cucharadas de azúcar y cuatro de agua).

Ponemos la capa abombada del bizcocho abajo, untamos con mermelada de frambuesa o con el sirope, lo que hayamos elegido.

IMG_2891

Colocamos la siguiente capa de bizcocho encima de la crema. Añadimos crema o frosting, a gusto del consumidor y cubrimos con frambuesas de esta manera:

IMG_2890

Colocamos la última capa de bizcocho y procedemos a cubrir. Yo esta vez he cubierto a rayas frosting – crema:

IMG_2888

Si no tenéis manga pastelera, podéis utilizar bolsas de congelado, las rellenáis, lleváis toda la crema o nata hacia una esquina y cortáis un poco el piquito. ¡Manga pastelera casera al canto!

Cubrís el resto de la tarta con el frosting y decoráis con las frambuesas al gusto. Yo creo que se pueden sustituir por fresas, aunque habría que cortarlas y dejarlas sudando con azúcar para conseguir una textura agradable, tipo frambuesa.

IMG_2885

Nora ayudó con el montaje y la decoración (si tenéis todo preparado del día anterior es menos pesado para los enanos y esto de la repostería les encanta). Y así nos quedó:

IMG_2886Está deliciosa, la acidez de las frambuesas hace contraste con la nata y la crema y está de muerte. No es nada pesada y luce mucho. Si os animáis quiero ver el resultado ¡porfa! Podéis invitar al barrio entero, porque da para muchos comensales.

Variantes:

Se puede hacer con Chantillí, sin crema, solo con nata montada… vosotras elegís. Espero que os haya gustado, por cierto, me he dado cuenta de lo mala que soy explicando como cocinar algo… 🙂

Besitos y feliz semana 🙂

Nota: Esta entrada ha sido publicada en contra de la voluntad de una avispa asesina que me ha estado hostigando la hora y pico que llevo en la Plaza del Ayuntamiento. Se han ido sumando señoras con bastón, para ver a una loca maldecir y correr de un lado a otro con un ordenador en las manos… cuento nueve señoras intentando averiguar “de quién soy”.

Anuncios