30.septiembre.2013 SSLM

Hace mucho que quería hablar sobre este tema. María José me lo pidió en la entrada de “Vuelvo a ser mujer” y voy a intentar explicarlo de la mejor manera posible. Mireia habló sobre las fases, una descripción fantástica, yo voy a por el diario.

62675_483565805045960_1239687742_n-1

Nosotras somos seres cíclicos, conectadas a los ciclos de la luna, el agua, la tierra, los planetas. Estamos conectadas. En cuanto aceptamos eso dejamos de estigmatizar nuestros “cambios de humor”, que no son ni más ni menos que un mecanismo del cuerpo para que aproveches los “dones” que tienes.

Cuando te sientes irascible, malhumorada, hinchada, premenstrual… ¿qué tal si aceptas el descanso, la reflexión… esa necesidad de meterte en la cueva? Quizá conociendo tu estado en cada etapa del ciclo te comprendes, te ayudas y te aprovechas de esa maravillosa condición de mujer que nos da la vida.

mujer-con-la-luna
Ilustración: Ingrid Trusell Domingo

Miranda Grey escribió un libro: Luna Roja: Conoce los dones de tu ciclo. Es el libro que recomiendan sobre este tema… lo acabo de encargar. He leído varios artículos suyos y me encanta. Para escribir tu diario menstrual necesitas escribir diariamente:

Fecha

Día del ciclo en el que te encuentras, donde el primer día de la regla sería el primer día del diario.

Fase en a que se encuentra la luna: Llena, creciente, menguante, nueva.

Tus sueños, si te acuerdas de lo que has soñado… yo a veces sí, otras no… igual que las tomas de la noche, ya me pierdo y no sé cuando fue ayer u hoy.

Cómo te sientes: sentimientos que tienes con respecto a los demás y contigo misma (creativa, social, eufórica, triste, sexual, sensual, arisca, intuitiva…).

Tu salud: Apunta hasta el mínimo achaque que notes, dolor de ovarios, dolor de espalda, de piernas, articulaciones, ninguno (que este sean los más 😉 ).

Esto lo tienes que hacer durante tres meses, llegarás al punto de conocerte tan bien que sabrás aprovechar cada estado emocional en el que te encuentres.

Los estigmas sociales a nuestros cambios de humor hay que superarlos, porque somos mágicas, divinas, espirituales, brujas si quieres. Somos mujeres y madres, un gran don. Bueno, dos. Sobre todo porque los cambios hormonales que sufrimos durante el embarazo y el parto hacen que nuestro cerebro cambie, nos hace multifuncionales, más eficaces y eficientes. Imaginad lo que podemos hacer si a eso le sumamos el conocimiento completo de nuestra persona en cada momento del ciclo.

Me encanta conocer lo mágicas que somos. ¿Os apuntáis?

Besitos.

Foto destacada

Anuncios