IMG_1306

Mis tres embarazos llegaron después de una operación bikini. Aunque el segundo no llegó a buen puerto, creo que el tema de estar santos y hacer deporte beneficia el conseguir una barriguita. ¿Por qué es bueno seguir practicando algún deporte durante el embarazo? Por las endorfinas, por tener tu ratito, por oxigenar tu cuerpo y por ende a tu lentejita, por poderte dar algún capricho sin llegar a tener 50 kilos de más al final, no solo por lo que cuesta deshacerse de ellos después, sino porque puede acarrear problemas a la hora del parto. Si llegas al día D en forma, será mucho más fácil empujar y sobreponerse al postparto mucho más rápido.

 

No me entendáis como una loca del deporte. Con Nora engordé casi 20 kilos. Los tres primeros meses empecé a engordar en cuanto dejé de fumar, pero seguía yendo al gimnasio y más o menos iba a kilillo por mes. Pero en la semana 30 me mandaron reposo absoluto por riesgo de parto prematuro, así que solica en casa todo el santo día…me dediqué a cocinar…Y de 7 kilos, las últimas 11 semanas engordé 11 kilos más. ¡Para que luego se me retrasara casi dos semanas! Y la verdad es que me costó muchísimo quitarme esos kilitos de encima. Después del parto perdí 12 kilos, pero los otros 6 tardé casi año y medio en conseguir bajarlos. Así que…cuídate.

 

Ahora con la espalda mal poco puedo hacer, así que salgo todos los días por lo menos 40 minutos a andar y luego intento hacer yoga tres veces por semana (con vídeos).

Para la caminata prepárate una carpeta guay en el mp3 y disfruta del paseo, que sea música con la que te den ganas de bailar, así irás con paso más ligerito.

 

Danza del vientre, te conecta con tu mujer interior, la más visceral, con tu útero, con tu hijo, te hace disfrutar de tu femineidad y te da confianza y paz…100% recomendado.

 

YogaPilatesPosturoterapia…¡estírate! Recoloca tu espalda, fortalece tus articulaciones…te evitará muchos tirones, una ciática perpetua, te relajará…en fin, viene genial.Vídeo(este me gusta mucho).

 

Natación, el gran deporte prenatal, no sufren tus articulaciones, trabajas el cuerpo entero y quemas…así que a nadar se ha dicho. Además suele haber clases especiales de matronatación y tendrás la oportunidad de conocer a otras futuras mamis.

 

Y si te mola hacer cosas en casa hay muchas opciones en amazon, echa un vistazo, hay vídeos geniales para practicar en casa.

 

Y para las que no tenemos mucha pasta…siempre nos quedará youtube. Aquí he encontrado a una tía que parece una mazada que se ha tragado una sandía, pero funcionan. Pincha en su canal, es Doctor Cathy, esta mujer tiene vídeos para hacer gimnasia prenatal, de mantenimiento y postparto. Está genial.

 

Para tener el gimnasio en casa solo necesitas una bola de pilates (adecuada para tu estatura), son muy baratas, una esterilla (te recomiendo de yoga, porque son antideslizantes) y un par de juegos de mancuernas de goma de medio kilo y de un kilo. Con esto tienes para mantenerte todo el embarazo en buena forma. No hay excusas, si te da pereza salir de casa…¡lo tienes todo a mano!

 

Y no te olvides de los ejercicios de Kegel, fortalecimiento del suelo pélvico para luego no tener pérdidas de pipí y recuperarnos después del parto mucho más rápido. Aviso importantísimo, solo cortamos el pipí para reconocer el músculo, pero no cortéis el pis siempre porque os podéis provocar una infección de orina, ¿vale?

Pues eso, cuídate estos meses. Besitos

 

Anuncios