IMG_2122_Fotor

Llega un momento en el que las cosas no se pueden poner peor. Se te juntan las reformas, la casa con cinco días de atraso, incluyendo lavadora (la ropa sucia ha tomado el baño como rehén), oleada de celos y a esto le vamos a sumar (porque nos parecía poco), una otitis con bronquitis para la mayor y una neumonía para la pequeña con sus visitas nocturnas y consecutivas a urgencias, y  movidas absurdas con suegra.

En ese punto tu te plantas. Y decides sonreír al nuevo día. Porque tus retoñas están medicadas y recuperando una temperatura corporal donde no se puede freír un huevo, porque el tío que fuma Winston en tu cocina y ha alargado su estancia de dos a cinco días se ha largado, porque tu cocina no termina de estar limpia, pero ya puedes estar en ella, porque has decidido que las movidas con los políticos te la sudan tanto como una tarde bailando salsa, porque hasta aquí has llegadohombreya. Y porque el taller en el cole de la mayor ha salido tan desastroso, pero tu has sido una salá y las cosas no pueden empeorar (tocas madera).

Así que estamos de cambio kármico, que ya le he dado un mes y cuatro días a 2014, y querido… ahora mando yo, que es dejarte solo y me lías unas…

Cambios a saber:

– La hora de la infusión de tomillo, equinácea y pasiflora. Que no nos huela ni una tos… que me voy a poner chunga, pero chunga de verdad.

– La casa es secundaria o terciaria y nos da igual que la ropa sucia avance sigilosa por el pasillo. ¡Nos da igual! No iremos conjuntadas, pero disfrutaremos de más momentos de diversión.

– La cocina es un lugar que por la noche tiene que quedar genial. Porque la ropa nos da igual, pero desayunar con los restos de la cena cotilleando…no mola.

– Por la noche los juguetes se van a dormir, porque mis magullados pies no soportan una carrera nocturna con pisada de pollo accidental más.

– Empezamos el día con un bailoteo. Atraemos buen royito sí o sí.

– Se acabaron las voces. En esta casa solo gritamos haciendo el tonto, retomamos la buena costumbre de respirar y pensar antes de soltar sapos por esta boquita que “Dea nos ha dao”, compartamos una infusión de bienestar y sanseacabó, que sienta de maravilla la charla civilizada y no nos mola enfadarnos por tontunas.

– Cada uno a su bola, que si a uno le dan ganas de pellizcar mofletes por amor (Nora), a otra le revienta que le fastidien la fiesta con un achuchón que no viene a cuento, la que es megatierna no tiene culpa de serlo, la naturaleza la ha hecho con ese cabezolo abrazable. Contención de la mayor por respeto a la pequeña. Inciso de la aludida: “Es que tiene unos mofletudos brillantes y apretaos…que a veces se me va la cabeza”. Respuesta de la afectada: “onnonononononon tata”.

– Mamá termina su jornada intensiva a las 8.30 a más tardar. Después se posiciona en modo mamádeguardia para asuntos de urgencia esporádica. Mientras tanto disfruta de la lectura o la escritura hasta que llegue su hora de acostarse.

– Mañana sale el sol. He Dicho.

Porque una se tiene que plantar cuando se tiene que plantar.

Tengan ustedes una feliz semana. Besitos

Anuncios