IMG_3115_Fotor

En esas estoy, que llevo una temporadica de dolor de espalda que no puede ser, y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, nos hemos puesto serios con esto de la comida, sobre todo con el movimiento del cuerpiqui. Llevábamos tiempo queriendo comprar una licuadora y este fin de semana ha caído. No puedo estar más contenta, sobre todo porque Nora, que no come fruta, se está metiendo vitaminas a cholón.

1533873_10203337239212888_1032795199_n_Fotor

Zumaco de tres piezas por la mañana y a correr, ya me quedo tranquila el resto del día. Buena compra, 100% recomendable, además utilizo la pulpa para hacer otras cosas y va de miedo para meter en bizcochos, purés o para que Vera se la tome con cuchara.

Lo único que me falta es hacerme con un mp3, que se me cascó el mío y marido se lleva su Ipod al trabajo (bien hecho, ambiente mierder neutralizado).  Desde que se me estropeó echo mucho de menos poder ir “con la música a otra parte”. Otra novedad es que ¡mamá vuelve a estudiar! Será que engancha, pero lo echaba mucho de menos, así que empiezo a finales de este mes un postgrado de Diseño Gráfico. ¡Qué ganas! Volver a estudiar de noche, las pitufas ya se duermen a las 8-8.30 de la tarde y ya no se despiertan hasta las 8 del día siguiente, así que tengo tres horitas para estudiar todos los días. Además es aprender, no memorizar, así que estoy entusiasmada 🙂

Tenía muchas ganas de volver a hacer algo para mí. Esta Semana Santa me voy a dedicar a coser los bolsos de Dandelion Breeze, qué no he tocado la máquina casi nada desde Enero, entre neumonías, celos, dientes y tal, siempre pospongo lo de coser y tengo tantas ideas que no sé por dónde empezar. Así que ya tengo fecha para empezar con los bolsos 🙂 .

¡A por el martes! Besitos 🙂

Anuncios