pollo

Necesitamos:

1 Pechuga entera (o dos)

4 Granos de pimienta negra

1 Hoja de laurel

1 Vaso de vinagre

1 Vaso de agua

Sal (al gusto de quien cocina)

Aceite de oliva

Proceso:

1. Lavar y salpimentar la pechuga.

2. Sellarla. Pon una cucharada de aceite en una olla, y tuesta por ambos lados la pechuga.

3. Añade las bolas de pimienta, la hoja de laurel, el vaso de vinagre y el vaso de agua.

4. Tapa y cuece durante 15 minutos. Lo que viene siendo un escabechado (yo no tenía ni idea, todavía estoy verde como madre en la cocina)

IMG_4494_Fotor

Ya tienes tu fiambre de pollo listo. Corta en lonchas para bocadillo, en migas para ensalada o como se te ocurra. Es una receta genial si tienes que comer fuera de casa o tener parte de la comida o cena lista. Aguanta unos cuatro días, como cualquier fiambre natural. Si lo fileteas y lo guardas en aceite (conserva) dura un poquito más.

Para mí ha sido un descubrimiento, espero que os guste y os sea útil 🙂 Besitos.

Anuncios