compras

¿Las vacaciones han sido largas? No. Ha sucedido un hecho relevante en nuestras vidas y es que mamá empieza a trabajar. Mamá empieza a trabajar en el mejor trabajo que podía haber elegido para “volver a la carga”. Un cartel, un pálpito, mucha suerte y mi habitual cabezonería me han llevado a trabajar para una emisora que adoro, para mí LA EMISORA. En principio llevé el currículum para intentar ejercer de lo mío, pero sabía que la cosa está muy chunga. Cuando me ofrecieron la alternativa… me informé, me lo pensé, lo repensé, vi el potencial que tenía, las posibilidades que tiene y me lancé. El viernes firmé mi contrato y hoy me doy de alta en autónomos.

Es una época complicada con las nenas de vacaciones, pero la familia nos está ayudando mucho. Al principio Nora lloraba pensando que trabajar es lo que hace su papi, desaparecer a las 6.30 de la mañana y no volver hasta muy tarde. pero ha visto que mi trabajo (en realidad soy freelance, así que no tengo por qué ir a la ofi, pero para mí es importante relacionarme con la gente para la que trabajo), está al lado de su cole, a 150 metros, a tres minutos andando de casa. Está encantada al verme salir de casa con tacones y me ha dicho que siempre estoy sonriendo y por eso le gusta que trabaje.

Vera se lo toma de otra manera, ahora cuando estoy con ella se me aprieta durante cinco minutos y me hace mimos hasta que sacia su necesidad de contacto conmigo… luego sigue con su juego. Ha pasado unos días con mal humor, pero ya ha visto que vuelvo a las horitas. Tengo mucha flexibilidad de horarios, así que las puedo llevar al cole, buscarlas para comer y volver a dejarlas. Aunque los días que veamos que a Vera le cuesta ir por la tarde se quedará con el abuelo.

Haciéndome autónoma... y mayor
Haciéndome autónoma… y mayor

En unos días se van una semana con mis padres, para mí es muy duro, no me he separado de ellas en cuatro años y pico, es muchísimo tiempo, pero realmente necesito ponerme al día, porque rindo objetivos cada seis meses y el verano no es una época muy activa que digamos, así que tengo que trabajar todo lo que pueda para llegar a mi primera revisión con muchas ventas y un par de eventos rentables. Además si vemos que Vera no se hace, se vuelven del pueblo y listo.

La verdad es que ya no había forma de estirar más el dinero, necesitábamos que yo me pusiera a trabajar cuanto antes. Me siento afortunada por haber tenido este tiempo para dedicárselo a las nenas, por haberme dedicado a ellas. Pero reconozco que las apreturías económicas cada vez nos causaban más tensión y dentro de mí empezaba a querer salir la curranta que llevo dentro. Son maravillosas esas horitas que paso fuera de casa, vuelvo con más ganas.

Dandelion por su parte se ha quedado recogido en un rinconcito, haré cositas de vez en cuando, pero ahora mi nuevo trabajo necesita mucho tiempo y un espacio más organizado y bonito. Así que el taller lo he transformado en mi despacho. Lo único que tengo que meter de nuevas es una silla más alta, porque el escritorio me queda por los sobacos y es francamente incómodo. Pero me ha quedado un espacio coquetón. Es la antigua habitación de Nora.

Idespacho

Como podéis comprobar no estaba yo desencaminada con lo de que presentía que los 29 iban a ser geniales… y todavía no sabía nada del curro. Por cierto ¡tengo prácticamente todo de mi Wish-list de cumpleaños! Me faltan los pendientes, libro de cocina Vegana y Alicia a Través del espejo. Pero me considero mega- afortunada por todo lo que me ha traído el nuevo año personal. Os puedo decir que, aunque no paro y sé que será un pelín estresante, soy muy feliz en estos momentos.

!Que tengáis una semana maravillosa! Besitos 🙂

Podéis adivinar donde trabajo…el nombre está en el título del Blog…Ou Yeah!

Anuncios