portada 15 julio

Parafrasear a New kids on the block es un poco inquietante para mí, pero así ha ido la cosa desde que el viernes me derrumbé. ¿Qué aprendí de la semana pasada?

1. No quemarse es importante en este trabajo. Mejor pensar bien las visitas (tantear si el cliente está interesado o no), hacer menos pero más eficaces. No gastas tantas energías y no te desmoralizas.

2. Ser consciente de mi tiempo. El ser freelance sin horarios es una cosa muy perra, si te dejas llevar trabajas de sol a sol y un poco más… eso tampoco es.

3. Que si planifico con antelación el día, la semana, el mes… me va todo mucho mejor. Me apaño con comidas, lavadoras (no digo planchas, porque hemos renunciado a eso… a no ser que sea imprescindible) y demás menesteres marujiles que compartimos marido y yo.

4. He ganado mucha confianza y he aprendido mucho yendo a ver cómo hacen su trabajo los otros comerciales. Y como nos hemos dividido los distritos…ya no hay rollos de “pisarse clientes”, que enrarece mucho el ambiente.

5. Que ser creativo es necesario y me encanta poder serlo

6. Disfruto muchísimo del tiempo que tengo con las niñas, ahora cuando las duermo hasta me quedo más rato escuchándolas respirar, oliéndolas (suena inquietante, pero soy su mamá loba ¿qué esperáis?). Leo cuentos, juego y mimo sin medida en cuanto estoy con ellas. me encanta comer con ellas y que hablemos de todo, hasta nos interesamos por las cosas ininteligibles de Vera, pero ella se une a la conversación de manera igualitaria.

7. Me viene fenomenal tener unas enanas tan jodidamente madrugadoras, antes de las 9 de la mañana he hecho las habitaciones, ejercicio, desayunos, la comida, las he vestido y a partir de las 9 me arreglo yo para ir a currar.

8. Me encanta arreglarme, llevo cinco años sin tener una excusa para el pintalabios o la raya del ojo, mis pies se han acostumbrado a los tacones de nuevo y el día que no puedo más me calzo las deportivas más monas que tengo y a correr (nunca mejor dicho). Que plana también se puede ir divina.

Me gusta pensar que, aunque ser comercial se pueda asociar a ser un tiburón, yo puedo hacer las cosas de otra manera y currármelo para que mis clientes se sientan cuidados y mimados con detallitos (una revista de la RollingStone y Rock fm, unas pegatinas, algo exclusivo…). Al menos intentar no ser una comercial al uso.

Algo extraordinario que ha acontecido es que la relación entre Nora y Vera se ha estrechado. Como yo ya no estoy en casa las 24 horas, Vera ha encontrado en Nora,  y viceversa, un apoyo incondicional para los malos momentos, siento que Nora se ha hecho más mayor con esta nueva responsabilidad que ha adquirido sin querer. Eso no quita para que cuando yo estoy en casa Vera ponga en “on” el modo koala y no se separe de mí (y yo encantada de la vida).

Sigo pensando que es un trabajo muy duro y que las condiciones en el panorama actual son titánicas, pero sé que puedo, si algo he aprendido al ser madre es que puedes, piensas que no te quedan fuerzas y las sacas de donde sean, que los días malos sirven para volver a empezar, que puedes encontrar una sonrisa en las profundidades de tu estómago y conseguir encontrar ese algo bueno en un día de mierda. No engaño a nadie, días como el anterior tendré a cholón, pero que me levantaré eso es seguro.

Después de la llantina del viernes, el sábado no trabajé. No hice nada en todo el día y a las 22.30 decidí que era una hora estupenda para salir y remontar y me volví a casa con cinco buenas sensaciones. Esta semana ya llevo dos contratos. Ocho días, tres contratos…la cosa marcha. No me relajo, que acabo de empezar, pero le voy cogiendo el tranquillo.

Nora feliz de verme “guapa” todos los días. Dice que le encanta que trabaje porque ya no grito, sonrío mucho y juego más. Y es que la casa me la bufa un poco, disfrutar de ellas se ha convertido en mi prioridad, sobre todo teniendo en cuenta que mañana las llevamos al pueblo y se quedan una semana… me muero de pena 😦 . Todo sea por coger el ritmo y organizar la casa para que todo sea más fácil para todos.

9269_10204079056757863_6155663823481148491_n_Fotor_Collage

Y hasta aquí el  rollo que os he soltado. Resumen: mamá curra y lo lleva mejor. Feliz fin de semana 🙂 Besitos

Anuncios