brownie

Cinco años de maternidad, ahí es nada. Cinco años celebrando tu llegada. Cinco años madurando y creciendo juntas. Descubriendo un amor que todo lo puede. Cinco años de ojeras, hiperventilaciones y risas descontroladas. Cinco años con tus ocurrencias, frases, dichos y palabros divertidos. Cinco años viéndote desarrollar esa personalidad que apuntaba maneras desde la tripa. Cinco años sin separarnos, intentando comprender esa característica tuya tan fuerte. Cinco años de selfies con mamá 😉 .

Nora5_Fotor

Para ti:

A vueltas con las sombras he llegado al punto de reconocer que todas las necesidades de mi niña herida salieron a la luz en tu embarazo, Nora. Durante tu embarazo, aunque me sentía muy conectada a ti, me sentí tremendamente sola durante todo el proceso. Me sentí sola y rota durante el parto y el postparto y el puerperio fueron de una soledad absouta. Sola contigo, éramos una.

 Y siento que es esta sensación la que provocó esa necesidad de presencia que demandas a todas horas, porque contigo me sano y siento que es en el momento en el que yo disfruto de este proceso de acompañarte, ese momento en el que estoy presente 100% en tu vida, ese momento es cuando sano.

 Sano cuando dormimos juntos todos en la cama, sano cuando te escucho, sano cuando cantas y bailas y estoy presente, sano cuando me abrazas para absorber mi abrazo. Y tu, a pesar de sentirte extenuante, estás haciendo un trabajo conmigo como nadie lo ha hecho. Cuando soy consciente, más allá del cansancio, de lo que supones para mi, me abro en canal y lloro ríos de soledad, de necesidad, de comprensión, de amor, de empatía. Pusiste algo en mí cuando estuviste dentro que me deja sentir a las personas. Me deja sentirte a ti.

 Nora, me haces cada día, me exiges, me pides, me gritas, me demandas, me cuentas, me confiesas y te compartes conmigo. Y yo contigo. Y en ese punto de encuentro…convergemos en la felicidad.

 Deidad de mi, soy gracias a ti.

Felices cinco años mi niña, nos ha costado una mano entera, pero hemos llegado 😉 Y de aquí al resto de la vida y el camino que nos toque andar la una al lado de la otra.

Anuncios