detalle

Mi señor esposo, aka “Marido”, se ha hecho su primer tatuaje, el primero de su vida (a sus 30 🙂 dice que con las niñas se ha dado cuenta de que no quiere dejarse nada por hacer, que no se quiere arrepentir de no haber hecho algo por miedos) y se lo ha hecho grande de carayo. La elección del diseño le ha llevado unos cuatro años. Japo…carpa…flores. En general le representa a él y nuestra familia, no profundizo en el significado por si le molesta 😉 .

Y yo, que soy muy curiosona y en primera persona no se ve igual, pues decidí hacer un reportaje fotográfico en toda regla, porque siempre se ve el resultado, pero el proceso tiene su aquel y a mí me parece súper interesante.

El primer paso es visitar al tatuador para hablar del diseño que quieres. Días después visitas el estudio (el nuestro es Blood For Ink, en Guadalajara) para dar el visto bueno al diseño y fijas día y hora.

El día D. Del dibujo se hace una especie de calcomanía que servirá de guía para el tatuador. Líquido antiséptico y a colocar el dibujo, que es una de las partes más delicadas del proceso. Se preparan las tintas y las pistolas.

Preparación: Dibujo, calco, piel
Preparación: Dibujo, calco, piel
Fijar dibujo en la piel
Fijar dibujo en la piel

Ahora empieza lo bueno. Marido se anestesió la piel con Emla (una crema que yo solía utilizar cuando me hacía el láser), porque la primera sesión eran cuatro horitas y el asunto es un poco doloroso al cabo de tanto tiempo. Y empieza a marcar las líneas con la tinta. En el proceso de delineación (esto es cosecha propia, no recuerdo cómo lo llamaba Jose) utiliza una aguja más fina que marca la línea. La sensación ahora es más cortante que otra cosa. A mí me recuerda a pasarte la “silkepil” de toda la vida. Se aguanta bien, pero tanto tiempo acabas agotado.

Marca el dibujo
Marca el dibujo

Primera parte finiquitada, dibujo terminado.

IMG_2957_Fotor

Una vez hecho el dibujo completo empieza el sombreado. Son más agujas, en este proceso el dolor es menos agudo, es más cómo una sensación de escozor.

Sombreado
Sombreado y final de la primera sesión. 4 horas.
Sombreado y final de la primera sesión. 4 horas.

Cuatro horas ha durado la primera sesión. A mí lo que me ha sorprendido es que le ha dado tiempo para hacer exactamente lo que nos había dicho: el dibujo y el sombreado exterior. Para la próxima queda la carpa y meter color. La espalda de Jose no sé cómo acabaría, pero la evolución de la cara de marido lo dice todo:

Marido en las diferentes etapas
Marido en las diferentes etapas

Y al final el artista echa fotico de la obra. En dos semanas la termina, otras cuatro horitas para sombrear  y dar color a las flores y las aletas. En la segunda parte os enseño el resultado. Ahora a curar unos días.

Tomando la foto finish y después unos mimitos
Tomando la foto finish y después unos mimitos

Y diré que marido está enamorado de su tatuaje y alucina con el talento de nuestro artista José de Juanas. Si alguien de Guadalajara está pensando hacerse un tatuaje recomiendo 100% Blood For Ink. Además su chica hace unas cositas muy monas, colgantes y pulseras molonas.

Que tengáis una semana maravillosa. Besitos 🙂

Anuncios